Restauración de una Ossa clásica

Eterna rival de Bultaco y Montesa, también marcas nacionales, la del trébol de cuatro hojas es una clásica en el mundo del cross y del trial, Reconocida incluso como Classic Club por la A.M.A., Federación Motociclista Americana. En su momento fue una de las más vendidas en Europa y Estados Unidos, llegando a participar en el París-Dakar del 82, dando fe de la fiabilidad y dureza de estas motos.
Esta Ossa 250 Enduro, del año 1973, entró en nuestro taller en muy mal estado: guardabarros, depósito, placas laterales… todo presentaba un alto grado de desgaste además de varias piezas rotas.
Como siempre antes de empezar con un vehículo clásico, hicimos un trabajo previo de documentación fotográfica, para asegurar la fidelidad en el diseño, la línea y el color originales.
El proceso de restauración  requirió diversos trabajos de reparación con fibra de vidrio y algunas soldaduras, pero como se puede ver en el resultado final, la moto quedó como salida de fábrica.
Aunque la casa Ossa desapareció en 1982, la marca fue recuperada en el 2009 por unos empresarios de Girona, que la han relanzado, incluyendo una colección de ropa vintage.

Share
Fecha:
09/05/2015

Comentarios cerrados.