Aerografía manga en un depósito

Estos son los famosos ojos que todos los aficionados al motociclismo relacionamos con el casco de Daijiro Kato; pero la novedad en este trabajo es que la aerografía la hicimos sobre un depósito. Aunque es una opción poco usual, la decoración sigue quedando impactante, ya que la imagen por sí misma es muy llamativa. Tanto es así que la casa Shoei, en el décimo aniversario de la muerte de Kato, sacó en edición especial una réplica del X-12 Spirit con el que Daijiro corrió durante 2 años, de distinto color pero manteniendo la ilustración de los característicos ojos manga en la nuca.
Este diseño tan personal y reconocible, y que enseguida se asocia al malogrado corredor, es la versión más trabajada de una imagen que tiene su historia, ya que él no fue el primero en lucir unos ojos en el casco. En los años noventa, unos enormes ojos también estilo manga, pero en el frontal y sin el característico mechón de cabello de Kato, fueron popularizados por un equipo de corredores japoneses pertenecientes a la escudería Tadao Racing, como Katsu NakasugaYasutomo Nagai, o Shinia Nakano.
El propietario de esta escudería es Tadashi Suzuki quien, mucho antes de crearla, había despuntado con éxito en competiciones de motocross en Japón, en los años sesenta. Por la misma época en Europa, pero en el motociclismo, destacaba John “Mooneyes” Cooper, un corredor inglés cuyo nombre quizá ahora no suene demasiado, pero que en su momento fue muy importante, junto con otros pilotos, por algunas innovaciones que hoy día se ven tan normales, como la técnica de arrastrar la rodilla para ajustar la inclinación en las curvas, y por aportar en general un nuevo estilo en la pista que cambió para siempre la manera de pilotar.
La admiración que Tadashi sentía por John “Mooneyes” Cooper le hizo adoptar, modificados al estilo manga, los ojos que este lucia en el casco. Como se puede apreciar en estas imágenes, el dibujo era mucho más sencillo, pero en los sesenta se hizo muy popular y se convirtió en un icono de Tadashi Suzuki en Japón tanto como lo fue para John Cooper en Europa.
Es evidente que estos ojos recuerdan mucho al logotipo de Mooneyes, una empresa referente en el mundo del hot rod(*) y las preparaciones de bólidos para carreras.
Aunque Mooneyes fue fundada en California por Dean Moon en los años cincuenta, sus productos siguen usándose, tienen distribuidores oficiales en todo el mundo y son aún hoy día garantía de calidad en los coches de competición. Justo detrás de las caricaturas y las transformaciones de vehículos de Ed “Big Daddy” Roth, al que ya hemos mencionado alguna vez en este blog, encontramos, como referencia en el mundo del custom, estos grandes ojos sobre fondo amarillo, y origen lejano de la aerografía de la que hablamos en esta entrada.

(*)Tradicionalmente, la línea entre Hot Rod y custom se sitúa en la época: los coches modificados hasta 1948 son hot rod; a partir de esta fecha, son custom.

Share
Fecha:
27/04/2015

Comentarios cerrados.